Amamos a nuestros animales- y ha sido así por generaciones!


Esta no es una frase sin sentido o un cliché, sino una convicción: Federico Heinemann han siempre la idea de mantener su producción de carne en los más altos estándares de calidad. Los valiosos conocimientos de la crianza de ganado tradicionales se encuentran en Lafina con los últimos hallazgos en cuanto al bienestar optimo de la producción ganadera. Nuestra carne proviene de pastizales tradicionales, y éste es nuestro sello de calidad, que le brinda a los productos Lafina un sabor superlativo. Varias décadas de producción, emparejados con una tradición de crianza ganadera de más de un siglo, convierten a Lafina en el embajador de la producción ganadera estrechamente asociada al amor por la naturaleza, representamos una manera particular de producir carne naturalmente, caracterizada por un valor: la honestidad.